La vida comienza en septiembre

Se acerca el mes de Septiembre, el mes de los buenos propósitos, un mes en el que parece que la vida empieza de nuevo. Todo son deseos, metas, objetivos, intenciones,... hay que empezar con fuerza y, un buen primer paso, es mentalizarse en hacer cambios, en mejorar.

Fotografía por Juan Lupión
Después de un verano de excesos uno se mira al espejo y empieza a decirse... "en septiembre tengo que hacer algo... dieta, ejercicio... hay que hacer algo con este cuerpo". Es el tiempo de empezar a buscar regímenes por internet, comprar libros especializados, planear una visita al dietista. Al mismo tiempo hacemos planes para acudir a gimnasios, salir a correr o en bicicleta, apuntarnos a natación,...
En septiembre todo empieza... empieza el curso para los niños y jóvenes... compras y más compras: libros, material escolar, uniformes, ropa,... Empieza el trabajo para muchos, mejor dicho, para los afortunados que aún lo conservan. Y empieza otra cruda realidad para otros... buscar trabajo sin muchas esperanzas. Pero como se acerca septiembre parece que hay alguna posibilidad mayor. Por eso nos preparamos: repasamos y mejoramos el currículo, nos organizamos para encontrar el trabajo deseado; visitar a las empresas, utilizar las herramientas en internet, utilizar al máximo los centros de búsqueda de empleo del gobierno y, por que no, estudiar la posibilidad de iniciar un negocio por uno mismo. La verdad es que para muchos parece la única salida: montar un bar, un comercio, publicitarse para dar clases particulares, crear una empresa de limpieza, jardinería,... las opciones parecen infinitas pero, por desgracia, el mercado parece dictar lo contrario.
Septiembre también es momento de plantearse volver a los estudios. "Este año no pasa sin que mejore mi nivel de Inglés". La eterna materia pendiente: el inglés. Quizás para otros es momento de aprender un tercer idioma: alemán, chino, ruso, árabe,... con la meta de poder encontrar trabajo o quizás emigrar a alguno de estos países en busca de más suerte.
También es un buen momento para plantearse otro tipo de formación, quizás plantearse un cambio en nuestro perfil laboral o simplemente poder mejorarlo. Un tema muy recurrido es la informática... "hay que ponerse al día".
Pero sobretodo septiembre es momento de mirar al futuro con optimismo, con ilusión, con ganas de empezar, de trabajar, de iniciar una nueva andadura. Esperamos que este mes de septiembre sirva para que la mayoría vea la salida al túnel de la crisis.